Novela en curso

Escritor trabajando

Me he lanzado a un proyecto suicida, a contrarreloj para escribir y presentar una de mis novelas inéditas a un certamen. ¡A ver si hay suerte! Sería mi primera novela publicada, aunque tampoco hay que motivarse antes de tiempo… El caso es que ya publicaré un post con el resultado, ahora lo único que tengo que hacer es escribir en un sólo frente.

PD: Este proyecto está íntegramente relacionado con la colección de relatos Desvaríos: Lunática Katrina, así que hasta entonces no estarán disponibles en el blog.

¡Deseadme suerte!

Anuncios

Curiosidades #3: E-Books VS Print Books

La web de origen aquí

También podeís encontrarlo en http://www.book-eater.net/ , una web de libros, reseñas y mucho más que recomiendo encarecidamente.

Una narración interior

Algo se rompía, vivía, nacía, crecía y bullía dentro,
tras la capa de metal podrido, la herrumbre de estar solo,
al oírte hablar de esas cosas tan anecdóticamente banales…
imposibles y quimeras que sólo pasaban cuando tú las contabas:
Me las susurrabas al oído como si cantaras dormido.
¿Lo demás? Solamente era polvo de estrellas.

[…]

Something broke, lived, was born, grew up and seethed inside,
under the rotten metal cape there are rust because I was alone
when I heard you talk about those things so anecdotally mundane,
impossible ilusions  that only happened when you told me that:
you whispered it into my ear as if you had sung asleep.
What matters ? It was only stardust.

Reseña Histórica: Hayao Miyazaki

No creo que sea muy necesaria una aclaración, porque este hombre es conocidísmo en prácticamente todo el mundo; casi de culto para los que les gusta el anime japonés porque es toda una personalidad en el mundo de la animación.

Hayao Miyazaki  es un director de cine de animación, ilustrador, dibujante de mangas y productor de anime japonés, nacido en Tokio en 1941. Dirige Studio Ghilbi, considerado por muchos (incluida una servidora) uno de los mejores estudios de animación del mundo. Muchas películas con el sello de Ghilbi han sido galardonadas con multitud de premios (El Oso de oro y nominaciones al Óscar de la mejor película animada) y recompensadas con millones de fans esparcidos por todo el globo.

De su biografía podemos decir que, aunque estudió ciencias económicas, pronto empezaría a trabajar como intercalador de dibujos en movimiento, donde conocería a Isao Takahata, un gran amigo que se convertiría en su principal colega al mando del Studio Ghilbi. Junta a éste último comenzaría ha hacer colaboraciones en animes como Heidi, y más tarde estrenaría su propia serie: Conan, el niño del futuro y, tiempo después tras trabajas en el anime infantil,  Sherlock Homes, al abrir definitivamente la factoría Ghilbi.

Y de su filmografía, sólo decir que sus películas son TOTALMENTE IMPRESCINDIBLES, te guste o no el manga, lo consideres como lo consideres.

Como director, las siguientes películas son las conocidas y, muchas de ellas pasaron rápidamente a la fila de mis preferidas y las tengo guardadas en mi corazón con un cariño inusitado.

  • Mi vecino Totoro: Cuenta una historia muy simple y tierna que enamora y da ganas de comprar por lo menos un peluche.
  • La princesa Mononoke: Ésta alcanzó una tremenda fama y os aseguro que es preciosa, una historia con mucha miga.
  • El castillo ambulante: Tengo pensado hacer una doble reseña de ésta película, porque está inspirada en la historia de la escritora Diana Wynne Jones, así que me guardo mis fantástica opinión para otra vez, porque como comience a deshacerme en halagos aquí, no acabamos. El caso, es que es obligatorio verla, quien ya la haya disfrutado me entenderá perfectamente.
  • El viaje de Chihiro: Compitiendo ferozmente con la anterior, ésta es mi película favorita porque forma una parte clave en mi infancia y me marcó para siempre.

Sé que tiene muchas otras películas, pero aún me las guardo para verlas en otra ocasión, como el Castillo de cielo, el cual quiero leerme la secuela de Wynne antes de ver la película, pero me espero lo mejor., o Nicky, la prendiz de bruja.

Como guionista o productor, las películas que tengo en la parrilla de pendientes son: Arrietty y el mundo de los diminutos La colina de las amapolas.

Hasta aquí la primera reseña actual, porque siempre pensé que Hayao Miyazaki tenía que aparecer por aquí alguna vez, ¡Es un genio!

 

Lugares a los que volver: La Biblioteca.

Mientras subía los interminables escalones de la biblioteca, la visualicé como el santuario que significaba para mí. No era un edificio muy grande (era sólo de una planta) y, aún así, se podía dividir en varios sectores.

El primero estaba plagado de larguísimas mesas dispuestas en paralelo, con ordenadores tan antiguos que era muy fácil confundirlos con reliquias en exposición, pese a que seguían de servicio. En esa primera parte, decenas de jóvenes pasaban las horas con los ojos secos por olvidar parpadear de vez en cuando, con la vista fija en sus apuntes y en el calendario, oprimidos por la proximidad de algún examen difícil. Entre esas mesas usadas y llenas de pintarrajos a bolígrafo, olía intensamente a café enfriándose o a Coca-Cola, pues a pesar del enorme cartel que parecía gritar con esas letras acusadoras:

“PROHIBIDO COMER, BEBER O UTILIZAR EL MÓVIL EN ESTA SALA.”

“SE RUEGA SILENCIO.”

Muchos eran ciegos a esta advertencia y con la bibliotecaria, una ancianita venerable que consentía todo a todo el mundo, por las mañanas; y una joven atolondrada y charlatana, por las tardes; allí no era nada extraño sentarse al lado de alguien que se estaba comiendo un bocadillo de chorizo, una chocolatina, bebiéndose su tercer café o inmerso en una intensa conversación de rápidos  mensajes, quemándose los pulgares en la pantalla del móvil.Éste sector solía estar siempre abarrotado y, por lo tanto, siempre era el más ruidoso.

El segundo sector estaba capitaneado por mesas oscuras y redondas protegidas por estanterías achaparradas llenas de libros y cómics de coloridas y atrayentes portadas. Era la sección de libros infantiles y juveniles y, como la mayoría de la gente acudía a la biblioteca para estudiar, a navegar por Internet o para alquilar libros, discos o películas; no solía ser una zona muy concurrida. Había pasado sus años desde que había declarado de mi dominio aquellas trincheras de papel, pero todo eso cambió cuando acabé por aventurarme al tercer sector.

“La sección prohibida”, la llamé, porque era justo como yo me la imaginaba. De vez en cuando me sumergía en ensoñaciones tan simples como acudir allí bajo el amparo de la noche y llegar ver al aire moverse, invisible, u oír el grito de algún libro torturado. Fue una ilusión que pienso que nunca ha desaparecido del todo. Aunque, en realidad, no estaba prohibida para nadie en absoluto, pero el silencio espeso que embargaba aquel lugar parecía otorgarle el nombre. Las altas estanterías estaban dispuestas casi en forma de laberinto y los pasillos se volvían sombríos al caer la tarde, de tal manera que daba la sensación de estar perdida entre los libros, una vez que me adentraba en aquel laberíntico espacio; y, en ocasiones me parecía oír palabras medidas en susurros evanescentes: eran las historias del pasado que mucha gente ya ha olvidado mucho tiempo atrás.

Quizá mi biblioteca ya sólo exista en mi memoria, pero nunca me canso de volver allí.

Curiosidades #2: Animales con nombres que inducen a error

Animals with Misleading Names

Visitar holykaw.alltop.com

Anteriores Entradas antiguas

FOCUS DIARIO

El enfoque de la capital

Audio-Tesoros

DESCUBRAMOS LAS MÚSICAS PERDIDAS

El silencio habla mucho

Blog de Comunicación

lozgarrido | Filología, investigación y humanidades digitales

Recursos y opinión sobre lengua y tecnología

La linterna de Diógenes

Vituperación permanente con leves intervalos de cordura.

Revista Distopía

"En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario"

CULTURA DE MASAS

EL ENGAÑO PUEDE FUNCIONAR MIENTRAS LOS ENGAÑADOS NO SE SIENTAN COMO TALES (F. NIETZSCHE)

Pasos de tinta

Prosodia y proxemia

Clausum

Pensamientos fugaces

libreporqueleo

Un rincón para ser libres por un instante.

Entonces se hizo la luz

Desde las entrañas de la tierra, muerdo

Carlos Loz | Corrector y redactor

Servicios de corrección de primeras pruebas, de estilo y redacción.

El rincón de Koreander

“Ante él tenía una habitación larga y estrecha, que se perdía al fondo en penumbra. En las paredes había estantes que llegaban hasta el techo, abarrotados de libros de todo tipo y tamaño”. La historia interminable, Michael Ende - BLOG DE LITERATURA FANTÁSTICA -